De verdad me da mucho gusto, primero que nada, darles la más cordial bienvenida, ya lo debe haber hecho mi compañera senadora de la República, Hilda Flores.

 

Esta es la casa de todas y de todos ustedes. Y que nos convoque aquí un acto donde podemos estar con jóvenes emprendedoras de nuestro país, a mí me estimula mucho.

 

Me estimula mucho ver que hay gran juventud en este nuevo programa, y decirle a Hilda que yo me comprometo con ustedes, a hacer gestiones para que las Pymes sigan llegando a un mayor número de mujeres y de hombres para que emprendan nuevas empresas.

 

Mi paisana de Coahuila, pero hoy yucateca, me regaló este chocolate quiché, ¿sí? Y soy de Yucatán, eh. Me lo voy a comer hoy a la salud de todas ustedes, para darles mucha suerte, para que triunfemos mucho más y para que este México que todos queremos siga creciendo.

 

Me da mucho gusto que sea un movimiento mundial. Abrí una página y me encontré, ahorita, a Mónica García, México.  Me da mucho gusto, de verdad. Me da mucho gusto que este movimiento entre Facebook y todas las emprendedoras que están naciendo en estos tiempos, con dos años, con cinco años, otras con flores, otras con chocolates; otras con la genética médica, que es importante e interesante en nuestro país, que sigan teniendo ese espíritu de ayudar a la gente.

 

Son empresas profundamente sociales, así las entiendo y así creo que podemos, juntos, sacar a un país que nos llena de orgullo y satisfacción.

 

México, lo ven ustedes en el Senado -no sé si habían tenido el privilegio de venir al Senado de la República-, México a través de los años ha generado grandes instituciones, no podemos perderlas; no podemos perderlas por nuestros hijos y nuestras hijas, y que haya un movimiento de mujeres que viene aquí al Senado de la República, invitadas por mi amiga la senadora Hilda Flores, me estimula de verdad muchísimo.

 

Me estimula escucharlas, oírlas y decirles que soy un hombre de palabra, que aquí tienen la puerta abierta del Senado; nos queda un año, a lo mejor una de ustedes si me acepta, dentro de un año seré parte de su empresa emprendedora y con mucho gusto lo haré.

 

Hay un grupo de senadoras que acompañan a Hilda, compañeros senadores que acompañan a Hilda, y me da mucho gusto. Me da mucho gusto porque esta es la casa de ustedes y aquí nuestra obligación -nos pagan todas y todos ustedes- es servirles; servirles todos los días, haciendo leyes que mejoren el sistema legal de nuestro país, pero ayudando también a través de las leyes a que exista esto.

 

Cuando nacieron las Pymes, quiero decirles que yo fui un gran promotor de esto. Creo en las emprendedoras y en los emprendedores que México está generando.

 

El 85 o 90 por ciento de la economía de este país, es la pequeña y mediana industria, y ustedes están generando eso.

 

Aquí en el Senado, quiero reiterarles, van a tener el apoyo no sólo de Emilio Gamboa, sino de mis compañeras senadoras, de mis compañeros senadores que configuramos todo el Senado, 128 senadores.

 

Cualquier ley que se les ocurra, que pueda ayudarles a hacer mucho más eficiente su trabajo, no duden, vengan, toquen la puerta y la puerta estará abierta.

 

Muchísimas gracias.

 

---000---