* Versión de la intervención en tribuna del senador Héctor Flores Ávalos, durante la reunión de trabajo de senadores con integrantes del Consejo Mexicano para el Desarrollo Rural Sustentable

  

He escuchado con mucha atención cada uno de los posicionamientos en sus respectivas áreas de especialidad.

 

Y la realidad es que este proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio, en mi opinión abre oportunidades extraordinarias para nuestro país.

 

Indudablemente, el tema del campo es probablemente uno de los aspectos en los que ha habido una mayor deuda del Tratado de Libre Comercio desde su inicio hasta el día de hoy, en términos concretamente de reflejar los beneficios que debe arrojar este intercambio comercial a los bolsillos de los pequeños productores, fundamentalmente, y a los bolsillos de quienes trabajan y componen el sector rural de México.

 

Las causas, yo no me quisiera detener en ellas, son indudablemente múltiples, puede desde luego señalarse ineficacia o ineficiencia en políticas gubernamentales. Puede también señalarse ineficacia o na participación no necesariamente orientada en el sentido correcto de empresarios o incuso de pequeños productores. También probablemente haya insuficiencia en políticas o programas de gobierno.

 

Pero lo importante es que hoy tenemos un enorme reto por delante y yo plantearía esa pregunta como propósito fundamental, qué hacer, qué tenemos enfrente. Indudablemente sugiero, y lo digo así, sugiero porque creo que en esta labor participamos varios, no solamente el Senado de la República, yo diría el Congreso de la Unión en su conjunto, indudablemente el Poder Ejecutivo federal y también como actores fundamentales ustedes mismos y los gremios que representan.

 

¿Qué hacer?, bueno, primeramente por la parte del gobierno yo creo que hay que hacer una revisión puntual de lo que ha funcionado, como señalaba hace un momento el Doctor Gurría y de lo que no ha funcionado, hay que tener la capacidad y la flexibilidad de revisarlo, de revisar programas, apoyos, normas, indudablemente.

 

También sugiero tener un reenfoque en el mercado interno, creo que ahí hay una gran oportunidad no solamente en términos de lo que representa económicamente, sino de la urgencia de atender este consumo nacional, sobre todo frente a la problemática que ahora se presenta con el Tratado de Libre Comercio y una eventual actitud, digamos, no necesariamente responsable del gobierno de los Estados Unidos. Creo que tenemos que enfocarnos en ese sentido.

 

Por parte del Poder Legislativo, creo que aquí hay múltiples formas de entrarle al tema, revisión de normas que tiene que ver, obviamente, con competitividad, con mercado interno, con desarrollo sustentable. Y también, obviamente, con el aspecto de la importación.

 

¿Qué propondría un servidor? Yo diría que a manera de ejemplo, simple y sencillamente, para concretar lo que les decía hace un momento en materia legislativa, a manera de ejemplo, simple y sencillamente. Me parece que hay que revisar la certidumbre que se da a la tenencia de la tierra en el campo mexicano, sobre todo en lo que tiene que ver con la asociación de terceros, entre los cuales puede haber, por supuesto, empresarios, puede estar el Estado mismo, pueden estar los mismos comuneros y ejidatarios o pueden estar inclusive entidades financieras.

 

La reforma al artículo 27 del año de 1992 obedeció a una lógica que en su momento creo que fue un gran paso, pero indudablemente, en la opinión de un servidor, es momento de que volvamos a revisar no solamente la estructura constitucional, sino la estructura de la ley para proveer certidumbre a las decisiones del ejido que abonen a favor de la productividad y el desarrollo del campo. Por lo menos en la opinión un servidor, en mi carácter no solamente de presidente de la Comisión de Frontera Norte, sino como vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PAN yo les pude decir que hay un compromiso total en ese sentido.

 

Por otro lado, también hay que reorientar el apoyo y la burocracia gubernamental para hacerlo más eficaz. Yo creo que aquí este no es un problema propio nada más de las secretarías que están aquí representadas, creo que también podrían estar ProMéxico, Bancomext, Sedesol, Secretaría de Economía, en fin.

 

Finalmente, presidenta, para concluir, hay que revisar el tema de los incentivos fiscales, fundamental, si hay algo en lo que tenemos oportunidad de avanzar es precisamente en la estructura fiscal y uno de los temas sería el relacionado con el campo.

 

Y por último, propondría yo también revisar la posibilidad de constituir un fondo trilateral de financiamiento al campo que baje a través de la Banca de Desarrollo de los distintos países y que aproveche ejemplos de enorme éxito, como los que tenemos en México a través de esquemas de garantía y de contra garantía que tiene obviamente como propósito abaratar el acceso al crédito.

 

Yo creo que aquí el tema de la igualdad es fundamental y la igualdad no solamente es de acceso, de que todo mundo tenga acceso a los mismos, sino la igualdad también es colocar en la misma posición de partida a quienes están compitiendo y creo que el campo mexicano, en ese sentido, está en desventaja.

 

Gracias, Presidenta.

 

---000---