* Versión de la intervención del senador Francisco Búrquez Valenzuela, durante la reunión de comisiones unidas de Desarrollo Urbano y Ordenación Territorial, de Anticorrupción y Participación Ciudadana y de Estudios Legislativos Segunda con representantes del sector empresarial para hablar sobre la Ley de Contrataciones de Obra Pública

  

Uno quisiera que las cosas no estuvieran como están hoy y vamos a hablar del tema de obra pública, donde la inversión en obra pública en todos los órdenes de gobierno y en general en todos los gobiernos a la baja, pues luego ya nos gastamos la llave que significa el endeudamiento, en todos los gobiernos están hasta el cuello de deuda y con eso se hacía la obra pública, no con el presupuesto normal, el presupuesto normal ya está gastado en gasto corriente.

 

Y pues a veces se necesita pasar que las cosas estén mal a que haya una crisis. Hoy estamos en crisis, nada más falta ver las proyecciones de los presupuestos, entonces más que nunca es necesario y es cuando se pueden hacer los cambios, cuando hay crisis, a veces son dolorosas pero benditas crisis, entonces hay que aprovechar esta crisis que hoy tenemos por la falta de credibilidad en el mundo político, por la caída de la inversión en obra pública, por el problema que hay, generalizado, de todo tipo de gobiernos en las finanzas públicas para hacer estos cambios.

 

Me encantaron todas las participaciones, en ocasiones el problema es que no tenemos la solución, sino nada más el mal y ustedes son más expertos que nosotros en todos estos temas, bueno, Don Víctor (Hermosillo) es constructor de muchos años y los entiende muy bien, pero el que ustedes nos estén dando esta propuesta ya muy concretísima nos ayuda de manera muy importante.

 

Sin duda, hago tres comentarios, la visión de largo plazo, no de gobierno. Hemos tenido en la mesa soluciones, como la de Inglaterra, pero implicarían meternos en un organismo autónomo que tuviera un presupuesto asegurado, que fuera transexenal y que fueran valorando ahí las obras públicas, en función de la rentabilidad social y, como lo dijo el senador Encinas, económica y no cuestiones políticas. Entonces, se complica mucho, pero hay un gran interés en ver cómo lo atendemos y vamos a ver en sus propuestas.

 

La otra cosa que menciono, porque todas fueron muy interesantes, pero sólo por mencionar tres, que no nos fijemos nada más en la corrupción, sino en la promoción de las obras, porque cuando nos concentramos exclusivamente en una actitud defensiva no vamos a ver las virtudes, no vamos a ver lo positivo. Entonces, tenemos que ir con los dos hilos, balanceándolos sin sacrificar ni uno ni otro.

 

Y la tercera que yo me quedo, la tercera enseñanza es planeación, planeación y planeación, así como los inmobiliarios dicen ubicación, ubicación y ubicación, yo creo que aquí el tema es planeación, planeación y planeación. Como dicen los arquitectos, en el papel cuesta mucho menos que en el campo y yo creo que la falta de planeación también es un problema muy serio, que genera una enorme discrecionalidad y corrupción, no solamente ahí hay un incentivo para que las cosas no estén planeadas sino que son en todo caso, todo parte de un sistema que no quiere planear. Entonces, que lo resolvamos aquí de una buena manera es fundamental.

 

Les agradezco a nuestros compañeros y compañeras senadores, a ustedes por las valiosísimas aportaciones y pues nosotros tenemos ya el compromiso en las comisiones de sacarlo el dictamen y presentarlo iniciando el periodo y esperemos que podamos ir tumbando los escollos. Yo creo que ya nos tocó ahorita, por lo que hemos percibido, nos tocó el momento en que ya nadie puede postergar estos avances. México está exigiendo de nosotros mucho y les agradecemos, Gustavo, esta visita tan importante de parte de todas estas organizaciones del sector de la sociedad civil, en este caso, relacionados con la importante actividad de la construcción.

 

Muchas, muchas gracias.

 

 

---000---