* Versión de la intervención del senador Juan Carlos Romero Hicks en el conversatorio "El otro lado de la moneda: desafíos del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación desde la mirada de los estudiantes de posgrado"

 

Buenas tardes.

 

En abril de este año un grupo de alumnos de diferentes instituciones de educación superior e investigación se acercaron  al Senado de la República las comisiones de Ciencia y de Educación, para poder diseñar lo que hoy hemos vivido.

 

Todos los países del mundo que han tenido cambios significativos en su desarrollo, han logrado una cadena virtuosa de educación, ciencia, tecnología e innovación.

 

Paradójicamente en el caso mexicano el alumno ha sido una figura invisible, y lo es para el diseño de la política pública y lo ha sido también en las decisiones institucionales. Así las cosas es que las comisiones de Educación y de Ciencia del Senado, y la de Ciencia de la Cámara de Diputados, nos sumamos a esta lógica que vemos con mucho interés, porque en una casa de estudios la razón de ser son sus alumnos y su forma de ser son sus profesores.

 

También quiero destacar la presencia, por ejemplo, del día completo –prácticamente—de las autoridades del Cinvestav, está aquí el doctor José Mustre, que es el director general de Cinvestav, está Gerardo Herrera, que es el subsecretario académico y varios de los ponentes, Tessy, Martha, han estado prácticamente aquí todo el día.

 

Se ha logrado convocar a una treintena de instituciones, las tres por parte del Legislativo: las cámaras del Senado y la Cámara de Diputados y el Instituto Belisario Domínguez; tres organizaciones de carácter estudiantil: el Colectivo “Por Más”, que merece el principal reconocimiento, miembros de la Asamblea Nacional de Posgrados y de la AIESEC; 13 casas de estudio y universidades: la UNAM, el Politécnico, el Cinvestav, la Metropolitana, el CIESAS, la Autónoma de Nuevo León, el Colegio de la Frontera, el Colegio de Ciudad Madero, la Universidad Iberoamericana plantel Puebla, la Escuela Nacional de Antropología e Historia, , la Autónoma de Querétaro, la Autónoma de Puebla y la Universidad Antonio Narro.

 

Ocho instituciones también muy importantes: el Sistema de Ciencia, el Conacyt que nos trajo a tres funcionarios, la Anuies, la SEP, la Cancillería, la Red de Consejos Estatales del país, la Comisión México-Estados Unidos, la becas Fullbrigth, García Robles, el Consejo Consultivo de Ciencias de premios nacionales y hoy tuvimos la participación de varios premios nacionales, así como el Foro Científico Consultivo de Ciencia y Tecnología; y tres organismos empresariales, el Consejo Coordinador Empresarial, a través de la CANIETI, la Confederación de Cámaras Industriales y Google.

 

¿Qué significan estas 30 instituciones? Nosotros creemos que cuando uno escucha los demás corren el riesgo de aprender, y ese riesgo lo hemos corrido en todo momento. Entender el ángulo de un alumno, que vive, que piensa, que siente, que tiene una enorme cantidad de necesidades, ha podido, prácticamente por primera ocasión en la historia de este país, abrir esta posibilidad de un diálogo interactivo entre lo que piensan las autoridades académicas, las autoridades gubernamentales y fundamentalmente el caso de los alumnos. Se ha hecho un espacio republicano, en donde la deliberación ha sido libre, ha sido plural y hemos encontrado en momentos crítica propositiva y comprometida.

 

Este método del conversatorio a nosotros nos pareció muy significativo, porque, en crédito a los alumnos, lo que condujeron el proceso son los alumnos, no fueron los legisladores, ni las autoridades académicas, ni las autoridades gubernamentales, ellos prepararon las cinco mesas. Primero, la de la incertidumbre presupuestal, las vicisitudes de ser un estudiante de posgrado, la de infraestructura, la de vinculación y la de participación de los propios alumnos.

 

Hay una deuda enorme en este país. Y esa deuda tiene que ver con muchos pendientes y parte de eso es el incremento en el presupuesto, y adicionalmente su distribución, para que tenga mayor cobertura.

 

Quiero felicitar, en especial, a los alumnos que diseñaron este evento, porque se buscó traer instituciones de todo el país, desde las artes, las ciencias, las humanidades, las ciencias exactas y las ciencias naturales, y porque nosotros estamos en la perspectiva de que hay que pasar de las quejas a los sueños y a las propuestas, en el caso de las comisiones de Ciencia y Tecnología y de Educación tendemos a preparar los temas o a presentarlos en cuatro aspectos: uno, lo que es política pública, y aquí se dijo que la política pública debe ser construida por todos; dos, los cambios legislativos, y hay pendientes en los que tenemos que trabajar; tercero, los rediseños de las instituciones; y, finalmente, lo que se refiere al tema del financiamiento.

 

Ser alumno es un privilegio en este país y particularmente cuando miramos al alumno del posgrado nacional y del posgrado extranjero, lo que esperamos es la crítica propositiva y comprometida, no quedarnos en el muro de las lamentaciones.

 

En momentos, probablemente la discusión parecía que estaba en dos niveles: las necesidades del alumno y sus sueños, y en algunos momentos lo que las autoridades están ofertando.

 

Hoy probablemente no logramos todo lo que se deseaba, el tema no está resuelto, sin embargo hay un diagnóstico y ese diagnóstico tiene el mérito de ser compartido, de ese diagnóstico hay que pasar al tratamiento y considero, y lo digo con mucho respeto, que más que conclusiones lo que hay que señalar de esto es hacer un receso activo; en la vida académica no puede haber conclusiones porque entonces daría la impresión de que el pensamiento se ha detenido.

 

Aquí ustedes han demostrado la madurez, la civilidad, la ética y la libertad y entender que la probabilidad no es un mal tolerado, sino por el contrario que es una divisa; hace años, me marcó mucho en el tema de ciencia una afirmación de uno de los grandes directores del Cinvestav, el doctor Adolfo Martínez Palomo, y él señalaba que México no puede ser una sociedad opulenta, sin embargo, no puede declinar a ser una sociedad crítica y pensante con un alto aspecto de sensibilidad.

 

Pues hoy este Senado, que representa a los trozos del alma del federalismo de todas las entidades federativas, los ha recibido a ustedes, es la casa de todos, ahora vamos a escribir nuevas páginas.

 

Muchas gracias por su presencia a todos.

 

---000---