Intervención de la senadora del Partido Revolucionario Institucional, Diva Hadamira Gastélum Bajo, en la octava reunión de trabajo de la Segunda Comisión de la Permanente, celebrada el martes 4 de julio de 2017.

 

 

Estando de acuerdo, como estamos, con la senadora Pilar Ortega, solamente quiero llamar la atención en varias cosas, que es importante que haya aceptado.

 

Es en este gobierno cuando la alerta de género se despolitiza, era un jueguito que tenían los señores gobernadores sobre la alerta de género.

 

El sistema de seguridad, al que yo pertenezco hace más o menos 12 años, se sentaba y se le ordenaba a la directora del instituto no permitir que la alerta de género transitara.

 

El secretario de Gobernación, el licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, que es el que da la cara en el sistema, el que está en el sistema, llegaba a un acuerdo de despolitizar este tema.

 

Once estados de la República tienen alerta de género en este momento. Una sola mujer vale la pena, y estoy de acuerdo con Pilar Ortega en levantar la voz sobre este feminicidio; pero, solamente quiero dejar acotado un tema, Yucatán es el último en la lista de 32 estados de feminicidio, es el último.

 

Hace tres semanas nosotros aprobamos aquí un punto de acuerdo, donde le estamos pidiendo a la Conavim que nos informe sobre el estado que guardan los estados con posible alerta de género.

 

Este mecanismo, que creo tenemos que revisarlo de nueva cuenta, porque tenemos que generar otras condiciones, no solamente de contar las mujeres asesinadas o de seguir -como aquí lo dijo Maricela- en un tema de un debate si son homicidios dolosos o si es feminicidio.

 

Solamente -vuelvo a repetir- están de acuerdo con lo que dice Pilar. Quiero dejar asentado que la alerta de género en una ley que nos dimos desde la LIX Legislatura, por primera vez hay alerta de género en once estados y que Yucatán es uno de los estados donde menos está este fenómeno, pero hay que atenderlo, hay que poner los ojos, porque -como dijo la presidenta- ni una sola mujer, ninguna sola mujer, ni evadir la figura delictiva del feminicidio, porque es un juego el que hay sobre cuáles son los elementos constitutivos de un  feminicidio y de un homicidio doloso, y el feminicidio tiene sus propias características y es lo que queremos desterrar, esta violencia exacerbada, en donde se va al extremo, de sólo por ser mujer no permitir el desarrollo de su vida, la integridad física.

 

Muchas gracias, presidenta.

 

---000--