* Discurso pronunciado por el senador Miguel Barbosa Huerta, presidente del Instituto Belisario Domínguez, durante la presentación del Atlas de la Seguridad y la Defensa de México 2016.

 

Miguel Barbosa Huerta (MBH): Yo no quiero hacer comentarios, los comentarios ya se hicieron por los expertos.

 

Yo quiero agradecer su presencia, la presencia de todas y todos, agradecer la participación de tan distinguidos académicos, conocedores en esta materia que esta noche nos permitieron escuchar sus reflexiones.

 

Lo único que diré como legislador es que el tema de la seguridad pública en México es un tema de enorme gravedad y que no está en curso su solución. En estas dos últimas Legislaturas se abordaron un sinnúmero de leyes, ya aquí se dio cuenta de ellas, de las que se han producido para atacar el fenómeno de la seguridad pública.

 

Está alojado en el Senado un dictamen que se ha dado a llamar mando mixto, no es en realidad un mando mixto, pero sí tiene que ver con un nuevo modelo sobre el tema de seguridad pública, sobre una nueva estrategia policial, pero simple y sencillamente ahí está alojada y no ha habido voluntad política de parte del Gobierno y de parte de los grupos parlamentarios, hablo de las mayorías que se conforman, para que esto se resuelva.

 

Llevar al concepto de que la seguridad pública debe estar a cargo hoy del Ejército es un asunto más complicado porque se puede caer en el supuesto de la inconstitucionalidad con la aprobación de cualquier ley en esa materia, puede haber inconstitucionalidad porque recordemos que el 21 constitucional en su párrafo noveno establece que los asuntos de seguridad pública estarán encargados a instituciones civiles.

 

¿Cómo le hacemos?, ¿primero una reforma constitucional y después una ley constitucional que pueda involucrar a las Fuerzas Armadas de manera legal en estos asuntos? De verdad es un tema muy profundo que se ha ido postergando y por tanto este tema de seguridad pública está pendiente.

 

Está pendiente, y entre otras razones, créanme, que las razones de la proyección de todo lo que implica la reforma constitucional en materia de seguridad pública es el cúmulo de leyes secundarias para la transformación de todo este esquema y de toda la estrategia, que cuesta muchísimo dinero.

 

Estamos entrampados con una espesa legislación. México tiene muchas leyes y tiene pocos recursos para su implementación. El Sistema Penal Acusatorio, que tiene que ver con que haya eficiencia y efectividad en la aplicación de las leyes penales, está parado por falta de muchos recursos para poder implementar esta nueva ley, este nuevo sistema en la justicia local, las entidades federativas, y en la justicia federal.

 

Yo quiero agradecer de verdad a Alejandro Navarro y a Gabriela Ponce, el esfuerzo particular que desarrollaron para poder conseguir la colaboración con esta organización tan importante, es la cuarta emisión de este Atlas, va a ser un documento como lo han sido las tres anteriores, muy útil para el discurso opositor, muy útil para discursos fuertes en los temas de seguridad pública.

 

Qué bueno que se tenga este material, y el Instituto Belisario Domínguez hará una distribución a todo el país de este gran documento, de esta gran obra, no solamente a congresos locales, a universidades, y a todo interesado.

 

Así es que nuevamente felicito a Gerardo Esquivel, nuestro coordinador ejecutivo de investigación, que tenga esta labor de desarrollo de grandes obras, de grandes ediciones que se han llevado a cabo desde el Instituto Belisario Domínguez.

 

Gracias por su presencia.

 

---000---