* Versión de la entrevista concedida por el senador Roberto Gil Zuarth, previo al inicio de la sesión ordinaria

  

PREGUNTA (P): Oiga, senador, entendemos que hoy el Partido Acción Nacional va a subir un punto de acuerdo exigiendo a la PGR que también se investigue o se dicte alguna medida contra la esposa de Javier Duarte, para evitar que también pueda ser…

 

SENADOR ROBERTO GIL ZUARTH (RGZ): La posición de Acción Nacional ha sido muy clara: se tiene no solamente que recuperar todos los bienes que fueron distraídos de la Hacienda pública veracruzana, de todos los recursos que fueron literalmente robados de los veracruzanos, sino también desmantelar la red de complicidad, de encubrimiento y de apoyo-colaboración que tuvo el ex gobernador Javier Duarte durante su gestión, y que le permitió robarse esa cantidad de recursos.

 

No debe, bajo ninguna circunstancia, entenderse que el caso se limita única y exclusivamente a Javier Duarte, sino que Javier Duarte tuvo cómplices, tuvo coautores, tuvo copartícipes, tuvo gente a su alrededor que se benefició de la distracción de recursos durante seis años y esas personas no solamente deben devolver lo que se llevaron, sino también pagar las consecuencias ante la justicia. La posición del PAN es así de clara.

 

Creemos que la responsabilidad de la Fiscalía es llegar hasta las últimas consecuencias, tratándose de quien se trate, de toda la red de complicidad y de coparticipación que tuvo Javier Duarte a su disposición.

 

P: Senador, parece que ya hay miedo de algunos personajes de lo que vaya a declarar Duarte. Me refiero específicamente a Andrés Manuel, que ya se adelantó a decir que de todas formas Morena está blindada por la honestidad, ¿qué opina de eso?

 

RGZ: Eso es una evidente forma de “curarse en salud”, de anticipar lo que sabe que va a venir por parte de las investigaciones que va a realizar la Procuraduría General de la República.

 

El hecho de que Javier Duarte enfrente una acusación de lavado de dinero y distracción de recursos públicos implica que también que tendrá que investigar a dónde se fue ese dinero, y si ese dinero se utilizó para financiar campañas, tarde o temprano se sabrá.

 

Yo lo que advierto de estos deslindes anticipatorios de Andrés Manuel López Obrador es que está diciéndonos claramente que su candidato en Veracruz recibió recursos de Duarte y que eso, tarde o temprano, va a salir a la luz pública. Creo que debemos de esperar a que la Procuraduría General de la República emita sus conclusiones.

 

También esperar a ver qué pruebas y testimonios aporta Javier Duarte y sus cómplices, pero sobre todo que no por haberse “curado en salud” a este momento de la trama, va a evadir, Andrés Manuel López Obrador y su partido, la responsabilidad que tenga por haber recibido dinero ilegalmente del pueblo veracruzano.

 

P: La gente está harta de ver tantos gobernadores emproblemados, con tanta corrupción, ¿qué está esperando el Senado o qué es lo que está pasando que todavía no sale la Fiscalía Anticorrupción? Parece ser que ya es una cosa que está retrasándose de manera innecesaria.

 

RGZ: En efecto, la Fiscalía Anticorrupción ha tenido algunos retrasos en la definición, en el nombramiento; entre otras cosas, porque queremos que el nombramiento venga acompañado de un buen modelo que haga funcionar a la Fiscalía.

 

Desafortunadamente no basta con tener un buen nombramiento; hay que construir un andamiaje institucional potente, eficiente que pueda llevar a buen puerto la responsabilidad que tiene asignada la Fiscalía Anticorrupción.

 

Poco servicio le haremos a la República si simplemente nombramos a una persona pero esa persona no tiene los ministerios públicos, la policía de investigación, los servicios periciales para poder llevar a un responsable ante la justicia.

 

Creo que tenemos que pensar este tema de manera integral, no solamente en el nombramiento sino en las condiciones de funcionamiento de la institución.

 

Y ésa es la razón por la cual en el Senado estamos trabajando para alumbrar este modelo integral que no solamente toque la Fiscalía Anticorrupción, sino también fortalezca la Fiscalía General de la Nación en este tránsito que ordena la Constitución de PGR a Fiscalía.

 

Pero también es cierto que no solamente requiere el país que los gobernadores que cometieron algún ilícito lo paguen ante la justicia. Tenemos que revisar el sistema federal, tenemos que revisar los incentivos, buena parte de las corruptelas de los gobernadores tienen que ver con los incentivos del modelo federal. Mucho dinero federal que se asigna a los estados sin controles, sin contrapesos, sin mecanismos de auditoría y de fiscalización eficientes y potentes.

 

El hecho de que las fiscalías locales sean nombradas por el propio gobernador, que no tengan mecanismos independientes de auditoría y de fiscalización sobre el desempeño de las fiscalías o incluso sobre el desempeño de la gestión de gobierno; tenemos que revisar de manera un poco más profunda el problema que ha generado estos feudos locales, porque ése es el problema del fondo, no solamente las corruptelas de un conjunto de gobernadores, sino el hecho de que el sistema federal tiene una serie de fallas que provoca o que incentiva a que un gobernador tenga la ocasión y la tentación de llevarse dinero a su bolsillo.

 

Creo que la siguiente parte en esta reflexión pública debe ser revisar el modelo federal y, sobre todo, fortalecer los controles para que no nos vuelva a pasar con ningún gobernador de ningún partido político hoy o el día de mañana.

 

P: Senador, hay quienes dicen que incluso la detención de Javier Duarte pues ya ha sido negociada con el Gobierno federal, pues estamos en tiempos electorales, ¿usted coincidiría con esto?

 

RGZ: Yo creo que en tiempos electorales también son recurrentes las sospechas sobre el sentido de oportunidad, por qué en este momento y por qué no en otro; creo que nos tenemos que quedar con el hecho de que es un paso que una persona que ha sido señalada por la Comisión de Delitos esté enfrentando una investigación y, eventualmente, enfrente a sus responsabilidades ante la justicia, más allá del contexto electoral, creo que nunca hay un buen momento para detener una persona y llevarla a la justicia, si se hubiera tardado más la Fiscalía la crítica sería por qué no lo detiene, y si lo hace en tiempos electorales pues está la sospecha de que se trata de un recurso para poder ganar adhesiones durante el proceso electoral.

 

Yo creo que los ciudadanos mexicanos son mucho más críticos y racionales de lo que a veces queremos suponer, no creo que la mera detención de una persona por parte de la Procuraduría General de la República le vaya a reportar votos al PRI, me parece que esa conexión no es automática, hay muchos temas, muchas circunstancias, muchos elementos que están en juego en una elección, la gente decide en función de las condiciones de inseguridad, de las condiciones del empleo, de las condiciones del crecimiento económico, de la persistencia de violencia, del funcionamiento de los servicios públicos y no solamente por un campanazo judicial.

 

Creo que el racional que hace un elector frente a las urnas es mucho más complejo que poner una palomita a un Presidente porque su Procuraduría detuvo a un presunto criminal, creo que no hay que escatimar bajo ninguna circunstancia mérito al hecho de que una institución haya aprehendido a un presunto responsable, y también que tenemos que garantizar que esa persona pague sus responsabilidades ante la justicia.

 

Pero, insisto, no solamente metiendo a la cárcel a gobernadores vamos a resolver el enorme problema de discrecionalidad de utilización indebida de recursos públicos en todo el sector público en nuestro país.

 

La única forma de hacerlo en el largo plazo es construir instituciones de control, de vigilancia, de fiscalización de auditoría y, sobre todo, instituciones que garanticen el fin de la impunidad política y judicial en nuestro país.

 

P: La PGR dice que ya el siguiente paso es ir por todo lo que Duarte se llevó.

 

RGZ: Yo creo que ése es el primer paso, ya lo detuvieron, ahora le tiene que decir a la Procuraduría dónde están los recursos que se llevó y a partir de una serie de instrumentos legales revertir la propiedad de esos recursos a favor de los veracruzanos, que son sus legítimos dueños.

 

Creo que ahí no debe esperar mucho tiempo, tiene mecanismos, como por ejemplo, la extinción de dominio, tiene mecanismos, como por ejemplo, el aseguramiento, el decomiso, la confiscación, tiene una serie de instrumentos la Procuraduría General de la República y el Gobierno de la República para poder devolverle a los veracruzanos lo que Duarte indebidamente se llevó.

 

P: ¿Cuánto tiempo más tardará el fiscal Anticorrupción?, nos comentaba al principio que, bueno, parece que habrá que hacerle algunos ajustes, que ustedes están pensando en un modelo más completo, ¿tardará mucho más?

 

RGZ: Hay un primer paso, que es atender la iniciativa que presentó el Presidente de la República para eliminar el pase automático de la Procuraduría a la Fiscalía, eso nos va a permitir no solamente destrabar el nombramiento, sino nos va a permitir mejores condiciones de diálogo y de negociación para construir una Fiscalía General mucho más potente.

 

El hecho del pase automático genera una serie de ruido alrededor de la negociación, el hecho de pasar una ley reglamentaria automáticamente convierte al procurador actual en fiscal, y eso provoca de alguna manera distorsiones en la discusión sobre un buen modelo de procuración de justicia.

 

Creo que el primer paso es levantar ese pase automático para poder tener condiciones distintas de diálogo político en la construcción de esta institución, después vendrá el nombramiento eventualmente del Fiscal Anticorrupción y, en un tercer momento, la revisión integral del modelo, precisamente para revisar cómo se nombra al Fiscal General, cómo se nombran los fiscales especializados, qué tipo de relación tiene el Fiscal General con sus fiscales especializados, qué grado de independencia tiene los fiscales especializados con respecto al Fiscal, cuál es la relación de la Fiscalía con respecto a la Policía de Investigación, qué grados de independencia deben tener los peritos y el servicio forense, qué tipo de modelo vamos a trasladar hacia los estados, precisamente para que no nos pase lo que sucedió en Nayarit, donde un procurador con autonomía e inamovible por nueve años se convirtió en el jefe de la plaza, claramente vinculado con el narcotráfico y el crimen organizado.

 

Tenemos que discutir pesos, contra pesos, equilibrios, mecanismo de vigilancia; es una discusión verdaderamente compleja. Es quizá la reforma constitucional más importante de los últimos años en materia de justicia, no es un cambio menor, no es simplemente un nombramiento que pueda hacer el Senado al vapor de una negociación política. Es construir la institución que va a poner fin a la impunidad pero que también que va a generar una disuasión efectiva de los delitos.

 

Una Procuraduría que funciona bien es aquella que mediante el castigo ejemplar provoca que otros se abstengan de cometer ilícitos.

 

P: ¿Se escucha difícil, senador, antes de que concluya el periodo?

 

RGZ: Creo que si lo abordamos por fases, por etapas, puede ser más sencillo procesarlo. Evidentemente en dos semanas no podemos revisar el modelo en su integridad, pero sí podemos avanzar en el pase automático, avanzar incluso en el nombramiento del Fiscal Anticorrupción y empezar a discutir el mejor modelo de procuración de justicia, así, de procuración de justicia sin adjetivos, porque no solamente es el tema anticorrupción lo que lastima a México.

 

La impunidad no solamente está en la clase política que se lleva dinero a los bolsillos, dinero público a los bolsillos, también la impunidad está en delitos que se cometen todos los días y que simplemente no se castiga. Impunidad cuando una persona agrede a otra y ese delito no se castiga; cuando una persona le roba el patrimonio a otra y ese delito no se castiga.

 

La impunidad es un problema generalizado en el país que no se reduce única y exclusivamente a la actividad política, tiene que ver con nuestra cotidianidad y precisamente por eso tenemos que construir un buen modelo de procuración de justicia que abarque, que aborde el problema de manera integral y no solamente en función de la coyuntura que hoy lastima al país.

 

P: Que la Ley de Seguridad Interior no salga, ¿qué significa para el país?

 

RGZ: Pues ya parece que la Cámara de Diputados ha anunciado que no saldrá en este periodo, que se estima o se espera que pueda ser procesado en una posterior, en un periodo de sesiones extraordinarias. Me parece que es altamente inconveniente posponer esta decisión. Yo en lo particular no creo que haya condiciones para procesar un tema de esta naturaleza en la víspera de la sucesión presidencial. Creo que no habrá buen entorno, buen ambiente para procesar esto después de las elecciones del Estado de México, Coahuila y Nayarit, antes del inicio del proceso electoral.

 

Me parece que debiéramos aprovechar estas dos semanas para construir un buen modelo, por lo menos en una de las cámaras para que pueda ser más fácil el tránsito en la otra, porque la certidumbre que requieren las Fuerzas Armadas, la necesidad de que reasuman su función originaria y que no estén haciendo tarea de policía requiere prisa por parte de los actores políticos.

 

Hay una imagen el día de ayer donde la Marina está patrullando, literalmente, las zonas turísticas del país, cuidando a los americanos que vienen a pasar sus días de primavera en las playas de nuestro país. Eso no es una función que le corresponda a las Fuerzas Armadas, lo están haciendo por necesidad, porque no hay policías en nuestro país que hagan ese trabajo.

 

Creo que lo que tenemos que empezar a hacer es la ruta de regreso de las Fuerzas Armadas a la función que deben y tiene asignada y dejar la construcción de las policías para la tarea de seguridad pública.

 

Creo que eso es lo que tenemos que hacer y ojalá la Cámara de Diputados pueda avanzar en estas semanas que faltan, precisamente para dejar ya un producto legislativo que pueda ser retomado en cualquier momento, sin embargo, soy poco optimista que en el verano o en un periodo de sesiones extraordinarias pueda abordarse este tema, que es de la mayor complejidad, pero también de la mayor urgencia.

 

Gracias.

 

---000---