* Versión de la intervención de la senadora Mariana Gómez del Campo, durante las conclusiones de la reunión sobre “La Adopción en México: Retos y Necesidades”

 

Gracias senador.

 

Y felicitar por su cumpleaños a la diputada también, aprovechando el espacio.

 

Bueno yo quiero primero agradecer que nuevamente se ponga en la mesa un tema tan sensible, que hemos abordado desde diferentes ópticas desde hace ya algunos años, en mi caso desde la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, ahora lo retomamos en este Senado de la República.

 

Y nos vamos haciendo cada vez más sensibles a diferentes historias que se presentan, aquí ya nos presentaron algunas historias, en el caso de Hidalgo, historias que nos sensibilizan y sobre todo si nosotros lo que buscamos es fomentar la cultura de la adopción, hay que contar muchas más historias de estas.

 

Tratar de que todas las historias de éxito podamos recoger cada uno de los testimonios, y lo pongo así en la mesa, porque si lo que nosotros lo que queremos verdaderamente es promover la cultura de la adopción, que no haya discriminación a la hora de adoptar hay que aprender y saber cómo contar estas historias.

 

A mí me resulta increíble que haya tantos niños buscando una casa y que no tengamos la capacidad, porque no contamos con el marco jurídico adecuado, por lo que nos toca al Poder Legislativo, porque el Poder Judicial también y aquí lo mencionaban, los jueces tienen que ver en esto, porque los DIF a lo mejor no tienen todas las herramientas, el presupuesto, la infraestructura.

 

Entonces, creo que todos tenemos algunas carencias, y ahorita es una muy buena oportunidad para ver de qué manera abordamos el tema real, en este Senado de la mano con la Cámara de Diputados.

 

Ya salieron y yo insisto, ya salieron todas las reformas estructurales, y se lo decía al senador Jorge Luis Lavalle, necesitamos ser sensibles a estos temas, que son temas muy delicados que pocas veces se abordan y que ustedes además como DIF muchas veces se quedan en la indefensión y en la desesperación, porque quisieran que las cosas fuesen distintas.

 

Agradezco que estén aquí tanto Brenda, como Mariana de Baja California y Tamaulipas, por su puesto también la presencia de Hidalgo, Ciudad de México, del DIF nacional, que esté Sergio Mayer que es un vocero muy activo a favor de nuestros niños y que está muy al pendiente de la legislación que aquí se impulsa, además nos ayuda a llegar a otro sector de la población, como vocero.

 

Necesitamos muchos más voceros que puedan ayudarnos a llevar concretamente este tema de la adopción a la opinión pública.

 

Bueno, mis compañeras senadoras, tanto Martha como Angélica, mujeres sensibles, trabajadoras, que además donde ponen el dedo ponen la bala, y lo digo así porque siempre que nos proponemos sacar adelante legislación para algún tema, ya sea la ley de niños o diversas reformas a la Ley de Migración, entre muchas otras, ahí estamos. Y podemos enumerar aquí muchas otras leyes a las que se les ha dado todo el impulso.

 

Felicidades senador Lavalle, la posibilidad de nuevamente abrir el tema, y yo espero que en este periodo ordinario realmente lo estemos discutiendo, después del plan de trabajo que aquí se apruebe o lo que aquí se defina, el proyecto que aquí se defina para las próximas semanas echarlo a andar y que ustedes nos ayuden también a través de los DIF con los senadores en sus estados, para que también le entren al tema.

 

Entonces, creo que entre todos podemos hacer una gran red para poder darle impulso a estas reformas.

 

Yo simplemente diría que lamentablemente hoy en día pues no tenemos registros actualizados sobre el número de niñas, niños y adolescentes que son susceptibles a dar en adopción, tampoco un padrón que nos permita conocer cuántas casas hogar existen ni cuántos menores de edad albergan.

 

Y lo digo así porque todos manejamos diferentes cifras, y cuando todos manejamos cifras diferentes quiere decir que no hay un padrón confiable, lo cual resulta increíble. Cómo queremos saber cuántos niños pueden darse en adopción, si ni siquiera  sabemos con cuántos contamos.

 

No hay cifras actualizadas sobre el número de personas que se registran para solicitar una adopción.

 

No podemos dimensionar el comportamiento de la adopción en México y otro grave problema también es la lista que se tiene que cubrir.

 

Y esto lo digo así porque algunos dicen que entre más “piedritas” les pongas en el camino es mejor, porque vas a ver si verdaderamente quieren adoptar o no quieren adoptar; yo difiero completamente. Siento que se tienen que hacer los estudios adecuados de quien quiere adoptar, pero no ponerle “piedritas” en el camino como tal o trámites burocráticos tremendos que terminan yéndose a otro país, buscando oportunidades en otro país cuando aquí tenemos miles de niños. Esa es la triste realidad.

 

Y lo pongo así porque tienen que acudir desde el área de adopciones de la dirección de asistencia jurídica del Sistema Nacional DIF, solicitar la ficha de inscripción para el curso de inducción a solicitantes de adopción. Ese como primer punto, pero podría yo leer una lista enorme de páginas de todo lo que se requiere y también tienen que contar con todos los documentos, que significa un reto burocrático, que se los voy a compartir, aquí los tengo, 17 puntos y sí se convierte en un reto burocrático desde: carta dirigida al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, fechada y firmada por los interesados, manifestando la voluntad de adoptar, especificando número de menores, edad, sexo, de el o los menores que se pretendan adoptar, copia certificada del acta de nacimiento de el o los solicitantes, copia certificada del acta de nacimiento, de los hijos de uno o ambos solicitantes en su caso, en el supuesto de que el o los hijos hubiesen fallecido, copia certificada del acta de defunción, copia certificada del acta de matrimonio, con un mínimo de dos años de casados, en su caso.

 

Bueno, puedo decirles aquí muchísimos puntos…, que fotografías de todo tipo que se les están solicitando que a veces hacen que lo que menos termine pasando es que piensen en adoptar. Yo tengo un caso muy cercano que desafortunadamente ahorita se lo compartía a Mariana, de una pareja, ella mexicana, el esposo extranjero, viviendo fuera de México y, bueno, complicadísimo poder adoptar en México y estuvieron años tratando de adoptar en México, a lo mejor tocaron las puertas equivocadas o tuvieron a los abogados equivocados, pero desafortunadamente se tuvieron que ir a otro lado para poder adoptar, cuando aquí nos exponen las presidentas del DIF y nos dicen que ellas están haciendo todo lo necesario para encontrarle un hogar a los niños me parece perfecto.

 

Y cuando Mariana mencionaba las adopciones fronterizas, yo le decía, tengo especial interés en esto porque si al niño se lo quieren llevar la familia porque viven en Estados Unidos o en cualquier otro lugar me parece que se tienen que facilitar las cosas porque es darle la oportunidad a una pareja de poder tener una niña o un niño.

 

Entonces, nosotros seguimos poniendo trabas, trabas y más trabas, por eso incluso cuando se dice, es que hablar de adopción, porque cuando nos entrevistan nos preguntan: ¿y ustedes qué piensan sobre las parejas del mismo sexo, por ejemplo?, o sobre las mujeres que han pensado en abortar, yo lo que les quiero decir es que ni siquiera hemos pensado en ese tema porque ni siquiera hemos logrado como país que el tema de la adopción sea una realidad, seguramente ya más adelante empezaremos a debatir otros temas, pero hoy en día ni siquiera hemos llegado hasta ahí porque la triste realidad es que nuestros niños crecen, crecen y crecen y se quedan con muy poca oportunidad de ser adoptados por una familia, y esa es la tristeza por la que estamos atravesando en estos momentos.

 

Y yo le voy a dejar aquí todas estas trabas al senador Jorge Luis Lavalle, decirles que nosotros vamos a hacer el esfuerzo que sea necesario para dar certidumbre, oportunidades a nuestros niños, para adecuar el marco jurídico como más convenga, pero hay que proponérnoslo como reto, porque todos los años hablamos del tema y terminamos sin aprobar legislación al respecto.

 

Y también, y lo dejo en la mesa para que en una próxima reunión, senador Jorge Luis Lavalle, podamos hablar del tema de migración, podamos hablar del tema de las mujeres migrantes de Centroamérica que pasan por México y que a veces dejan aquí a sus niños o mujeres embarazadas, que dan a luz y abandonan a sus niños también, hay muchos casos en Centroamérica de esto, y nosotros no le hemos dado solución al tema, sobre todo en los estados fronterizos.

 

Creo que es un tema que hay que estudiar, hay que revisar, para que se haga una estrategia y también que haya legislación muy puntual para cada uno de estos casos, y más en este momento por el que estamos atravesando, por una deportación masiva de mexicanos y de centroamericanos también que pasarán por México para regresar a sus países de origen.

 

La legislación de Baja California que fue aprobada, Brenda, me parecería genial que nos la pudieses compartir, y yo pediría exactamente lo mismo para poder contar con más elementos a los demás estados, la legislación que sí ha funcionado, me queda claro que cada estado tiene una realidad distinta, pero a grandes rasgos todos estamos en busca del mismo objetivo, y es lograr que se respeten los derechos de nuestras niñas, niños y adolescentes, y a todos aquellos niños que estén en busca de un hogar, encontrárselo.

 

Para cerrar, yo nada más les pediría también, --porque también traigo muchas estadísticas, que no quiero profundizar en ellas--, yo les pediría que sería muy importante que con todos los testimonios, aquí han contado sólo algunos, que hagamos un esfuerzo para poder tener testimonios, hacer videos, sensibilizar; vamos a sensibilizar al Poder Judicial, vamos a sensibilizar al Poder Legislativo, vamos a sensibilizar al Poder Ejecutivo, pero también hay que sensibilizar a la población en general.

 

No podemos seguir permitiendo que haya discriminación y nosotros quedarnos con los brazos cruzados sin hacer nada, hagamos un esfuerzo, es por nuestros niños, por nuestras niñas, por nuestros adolescentes, y les aseguro que vamos a tener un mejor México.

 

Gracias.

 

---000---